Diálogo de saberes

PROYECTO ESCUELA DE LÍDERES EN CONCILIACIÓN

El proyecto Escuela de Líderes en Conciliación, surge como respuesta a una inquietud, que en mi experiencia como miembro del Comité de Convivencia Institucional tenía; que era la de mejorar la participación de las estudiantes en un aspecto fundamental en la vida de la comunidad educativa mercedaria, como es la convivencia entre los diferentes estamentos, a través de la resolución pacífica de los conflictos.  Expuesta la idea en el Comité de Convivencia Institucional 2017 este da su aval para ponerlo en marcha. El proceso se desarrollaría fundamentado en:

  • El conocimiento y vivencia de los valores éticos y morales.
  • La apropiación de los derechos de cada quien y los mecanismos adecuados para su defensa.
  • El respeto a los derechos de los otros.
  • El cumplimiento de los deberes.

Con el fin de lograr los siguientes objetivos:

  • Fortalecer los canales y mecanismos de comunicación y participación entre los miembros de la comunidad educativa
  • Consolidar en la institución la vivencia de valores como la tolerancia, el respeto a sí mismo y a los otros.
  • Promover, diseñar y divulgar campañas para la vivencia de los valores y la resolución pacífica de los conflictos.
  • Crear mecanismos como los comités de conciliación que lleven a la solución pacifica de los conflictos
  • Lograr un cambio de actitud de cada uno de los miembros de la comunidad educativa en su quehacer diario, en su relación con sus semejantes, en cuanto a su papel como miembros de la sociedad y su papel como agente transformador de la misma.

Teniendo esto claro, se visualizó la necesidad de trabajar conjuntamente con una entidad que se interesara y tuviera experiencia en el tema y con la que se pudiese crear el convenio,  apoyándonos  en la parte de capacitación, fue así como se contactó a la Cámara de Comercio de Bogotá, la cual nos dio su respuesta afirmativa, haciéndolo a través de su Programa HERMES, que aborda el tema de la Resolución de Conflictos en el ámbito escolar y  asignaron como consultor  a nuestra jornada al psicólogo Camilo Durán con quien se empezó a hacer la programación del trabajo a ejecutar.

Posteriormente se procedió a seleccionar el curso piloto, un grupo que por sus características de dinamismo, liderazgo, sentido de pertenencia a la institución, quisiera enfrentar el reto de ser pionero y líder del proyecto, siendo seleccionado el curso 805, se les explico  tanto a las estudiantes como a los padres de familia el sentido del proyecto y el compromiso que se requería si lo asumían, unánimemente lo aceptaron;  entonces se empezó a desarrollar cada una de las etapas planeadas para el 2017 como eran: la de sensibilización y conceptualización del tema por medio de talleres, esta parte les fue evaluada de manera escrita; la de asumir la orientación del taller inicial por curso como un preámbulo del lanzamiento del proyecto en el colegio y  la organización y realización de la primera jornada de conciliación la cual fue exitosa por el número de casos que atendieron (76).   Una vez que recorrieron este camino el día 3 de noviembre de 2017 recibieron su certificado de conciliadoras en la Cámara de Comercio de Bogotá Sede Kennedy.

El proyecto cumplió este año su objetivo de iniciar la formación de líderes conciliadoras tanto a nivel teórico como práctico y certificarlas, el año entrante continuara su capacitación.  Un reconocimiento al trabajo realizado por el Consultor Camilo Durán por su compromiso, responsabilidad y apoyo, felicito a cada una de las estudiantes del curso

805, por el empeño y motivación mostrada en esta tarea, agradezco a los compañeros que gentilmente nos cedieron en algunos momentos sus espacios para llevar a cabo las actividades planteadas.

El 2018, traerá para este proyecto nuevos retos como el trabajar por la prevención de conflictos, el fortalecimiento de la vivencia diaria de los valores en nuestra institución, ojalá se pueda tener un balance igualmente satisfactorio, y se siga trabajando día a día por una convivencia armónica, respetuosa y tolerante al interior de nuestra comunidad que pueda ser proyectada por cada uno de sus miembros en los demás ámbitos donde se desenvuelva.

Por: Sonia Rodríguez Sandoval
Docente Encargada Jornada Tarde

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *